Autodigitalizado de Wilcom ¿Funciona realmente?

Si quieres aprender a digitalizar tus propios archivos para bordar, Wilcom ha sacado una oferta para su software menos costoso (que ya es caro, en torno a los 1000 dólares), con la oferta se queda en 700 dólares, más de lo que muchos podemos gastar en una afición. Pero me decidí a probar Wilcom Hatch igualmente, del cual descargué una prueba de 30 días. Es un digitalizador (también conocido como programa de picaje o ponchado) completo con una interfaz más fácil de usar que el Wilcom normal.

Una de las funciones más buscadas de este tipo de software es el famoso “auto ponchado”, es decir, el software promete hacer un bordado a partir de una imagen cualquiera descargada de Internet.

Vamos a ver si es verdad que lo hace solo…

Lo primero es elegir una imagen, en este caso es sencilla. Lo he pasado por el autodigitalizador, poniendo un relleno azul para el cuerpo, con puntada de relleno. Todo lo demás es puntada de satén. He ajustado un poco los ángulos de relleno y he reordenado algunos de los objetos para que sea más fácil cortar las puntadas de salto, pero por lo demás lo he dejado como está. Wilcom cree que quedará muy bien. Dependiendo del tamaño, llevará más o menos puntadas. Este me llevará unos 40 minutos coserlo, al ser de sólo 1 color facilita las cosas y ahorras tiempo en cambiar de bobina.

De entrada, Wilcom hace su trabajo. Medí la brecha en la parte superior con mis calibradores (0,045 pulgadas) en trató de compensar en consecuencia por la remodelación de los objetos en Hatch. A continuación, miré los otros huecos y los ajusté también. Volví a coser el patrón, esta vez con hilo de contraste para que sea más fácil ver cómo se alinean las cosas.

Posteriormente, podremos revisar las puntadas al detalle, para esto si hace falta tener algo de conocimientos sobre ponchado. Puedes dejarlo tal cual lo convierte Wilcom, pero el resultado al bordar no será tan bueno (tendrás que cortar más hilos). Si tu máquina tiene autocorte, tardará más en hacer la ejecución del bordado.


A continuación, podemos añadir detalles al autobordado, en mi caso he añadido contornos para que los rellenos queden más bonitos. También he añadido un nombre y fecha, ya que en este caso el bordado es para un bebé.

Conclusión

Este tipo de herramientas son muy limitadas y enfocadas al sector DIY y poco exigente. Si probamos poner un diseño más complejo, el programa no sirve de mucho. Hice una prueba rápida:

Imagen original, queríamos bordar solo el monograma.
Después de acomodar algunas cosas, este es el resultado de Wilcom (puede mejorarse dedicándole más tiempo, pero no vale la pena porque hay detalles insalvables).
Así es como queda el picaje realizado a mano.

Como nota final, podemos ver como este tipo de funciones de autodigitalizado solo funcionan con diseños muy sencillos, si le damos un tratamiento previo a la imagen para limpiarla (posterizar, reducir colores, delimitar líneas, etc.) puede mejorar su desempeño, pero también no quita tiempo.

Wilcom Hatch trae todas las herramientas para hacer un picaje de forma profesional, así que es una buena alternativa como software de bordado, pero no esperes a que lo haga todo por ti…

Descargar versión de prueba de 30 días de Wilcom Hatch

Recuerda que si vas a comprar el software, suelen hacer rebajas periódicamente, por lo que seria interesante esperar a que saquen alguna promoción si lees este articulo y lo ves a 1000 dólares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *